Las manillas pueden ser fijas o móviles, con espejo o roseta. En las puertas cortafuegos situadas en las vías de escape - el caso más común - este accesorio es asociado a una cerradura antipánico.